22 abril 2009

Por fin buenas noticias desde Japón

Las diferentes crisis que internacionalmente confluyen en la situación actual son muy diferentes entre sí. España o Estados Unidos son economías endeudadas, las economías del este están afectadas por las fluctuaciones de las divisas, otras como Rusia lo que tienen es una elevada sensibilidad a los precios de las materias primas, y por último, las exportadoras simplemente padecen una bajada en las ventas. Obviamente la situación es muy diferente a escala global, y es necesario estar muy atentos a lo que acontece en cada país porque están surgiendo oportunidades, tan sólo es cuestión de encontrarlas.
Curiosamente, las que antes pueden salir de la crisis son las que más rápidamente se han hundido. Las economías poco flexibles como la española tendrán que seguir su ritmo lento, pero las exportadoras simplemente deben esperar la activación de la demanda internacional.
Un dato positivo llega hoy desde Japón, donde los datos de marzo indican que el hundimiento de las exportaciones se ha hundido menos que en meses anteriores. Tras cuatro meses de intensas caídas que han bloqueado a los nipones, por fin un cierto alivio se ha notado en marzo.
El hundimiento de los embarques japoneses es hoy de un 45,6 % respecto a un año antes, pero en febrero el hundimiento era de un sin precedentes 49,9% (ver "Caída record de las exportaciones japonesas").
Cierto es que no son unos datos para tirar cohetes, pero cualquier descenso en indicadores interanuales indica que en el último mes ha habido una reacción positiva. Los dos grandes mercados de Japón, China y U.S.A., se comportaron algo más positivamente. Ya Bernanke dijo la última semana que se estaba pasando de una caída intensa a una caída más suave. De hecho, las previsiones de crecimiento económico para China se están revisando al alza, desde el 6 % al 8,3%.
El fenómeno que se está viendo en Japón es el típico de las economías exportadoras y del que hemos hablado muchas veces (ver "Perspectivas de negocio en Corea del Sur"). Si la recesión proviene exclusivamente de la caída en las exportaciones, las posibilidades de una rápida recuperación son altas.
Por último, indicar que la caída del P.I.B. japonés ha sido muy intensa este año, y los datos hablan ahora de un 10,9 %.

Más información aquí

Publicar un comentario