18 junio 2009

La eficiencia energética creará 650.000 puestos de trabajo en Estados Unidos

Si hay una disciplina emergente por la que apostamos en este blog es la eficiencia energética. Y es que son muchos años de ver cómo se derrocha energía en la industria como para no disponer de una idea intuitiva de las posibilidades de mejora en las instalaciones existentes. En efecto, no hay que producir más, sino que basta con gestionar lo que ya tenemos, y para conseguirlo no tenemos más que emplear una estrategia sistemática de gestión del modelo energético de las industrias que mayor pérdida de productividad tienen por el coste de la energía.
Por este convencimiento no podemos sino alegrarnos de las previsiones que la ACEEE, una agencia federal estadounidense. Según sus cálculos, de aquí a 2030 se crearán 650.000 puestos de trabajo en la disciplina de la eficiencia energética.
Estados Unidos es el país del mundo donde la eficiencia energética tiene un mayor potencial, no sólo por ser el principal consumidor mundial, sino también porque sus instalaciones son en general poco eficientes. Se estima que cada familia norteamericana podrá ahorrar 3.900 $ en 2030 respecto al consumo actual.
Se espera reducir los costes de contaminación por carbono, y conseguir ahorros que se reinviertan localmente, creando un efecto multiplicador que generará actividad económica y trabajo. Lo más interesante de estas previsiones es que requerirán pocas inversiones, ya que lo que realmente se requiere es ingeniería y un cambio en los hábitos. La eficiencia energética tiene entre sus particularidades que se requiere mucha intervención humana y pocas inversiones, lo cual hace propicia esta actividad para combatir el desempleo.
En Estados Unidos, Combined Efficiency and Renewable Electricity Standard, requiere que las compañías distribuidoras reduzcan la demanda de electricidad un 10 % de aquí a 2020. Un 5 % de esta reducción vendrá de la eficiencia energética. El consumidor norteamericano ahorrará también nada menos que 50.000 millones de dólares hasta 2.030 por las medidas de ahorro implementadas.

Bibliografía: American Council for an Energy-Efficient Economy

Publicar un comentario en la entrada