18 junio 2009

El negocio agroindustrial puede seguir creciendo con fuerza

Según J.P. Morgan, las importaciones de mineral de hierro desde China aumentaron un 33 % en abril respecto a las del año anterior. Las importaciones de petróleo subieron casi un 14 %, las importaciones de óxido de aluminio subieron un 16 % y las importaciones de cobre refinado saltaron un 148 %. Las importaciones de carbón subieron un 168 % porque las generadoras chinas compraron más carbón extranjero a la vez que intentaban negociar mejores precios con los productores domésticos. Hoy mismo, hemos vistos como las previsiones de crecimiento económico del país se han revisado al alza (ver "El Banco Mundial eleva las previsiones de crecimiento de China").
China está aprovechando su buen trabajo de los últimos años y ahora se dedica a comprar barato. Los analistas están empezando a comprender que la voracidad por las materias primas no ha acabado con la crisis financiera internacional, y también están entendiendo que el nuevo epicentro del consumo de materias primas en los próximos 10-20 años será China. Y es que China tiene recursos y queda mucho por hacer en el país. Por ejemplo, en cuanto a urbanismo, China está al nivel que tenía Estados Unidos en el año 1900. Como la urbanización continúa incrementándose en China, el consumo de todas las materias primas va a seguir aumentando, y en especial los alimentos de origen agrícola, lo que dificultará las capacidades del mundo para producir materias primas de cualquier tipo.
El consumo chino de productos agrícolas ha cambiado la dinámica mundial del sector agroalimentario. El consumo de soya en China, por ejemplo, dejará las despensas desnudas en Estados Unidos antes de que el cultivo sea cosechado en el otoño. Los stocks de soya caerán a unos niveles no conocidos en los últimos treinta años. El crecimiento de la economía de China se está convirtiendo en una máquina de consumo masiva que va a transformar el mundo. Según los datos de la USDA, en el periodo 2006-2010, la producción bruta de grano se expandirá en 96 millones de toneladas. El consumo chino en ese mismo periodo se habrá expandido en 19 millones de toneladas.
El crecimiento de la demanda en India y Brasil representa otro 11 % de la producción. Entre las tres naciones se absorberá el 30 % de la producción de grano global.

Bibliografía: Marketoracle

Publicar un comentario