03 junio 2009

Y ahora la libra sube

Los inicios de la internacionalización de una empresa es una actividad relativamente sencilla pues moviéndose por el extranjero veremos siempre oportunidades de negocio. Lo difícil no es hacer negocios fuera, sino que esos negocios sean rentables.
Y si hay algo que condiciona las exportaciones convencionales de las empresas europeas es la cotización fuerte del euro respecto a casi todas las monedas del mundo. Y el mejor negocio que han hecho los europeos que disponían de liquidez ha sido simplemente no hacer nada, pues entre deflación por un lado y apreciación por otra, los que poseen euros cada vez ven más dificultades para encontrar negocios rentables. Por el contrario, los que no tenían euros ansían ahora por tenerlos o incluso por ganar dinero en euros haciendo negocios desde Europa, haciéndonos ver cada vez con mayor nitidez dos cosas: a) La crisis es una inagotable fuente de oportunidades y b) para aprovechar esas oportunidades es necesaria una profundo entendimiento de los negocios y su funcionamiento.
Esta breve introducción sirve para comentar las nuevas noticias que nos llegan del Reino Unido, ahora resulta que la libra esterlina está subiendo. Stephanie Flanders, editora de economía de BBCNews nos habla hoy en su blog de lo que está ocurriendo. Pero claro, la subida de la libra tiene lugar fundamentalmente respecto al dólar, moneda que lleva mucho tiempo en cuidados intensivos. Y es que el miedo a la bajada de clasificación de la deuda de Estados Unidos junto con los tipos de interés cero están pasando factura a USA.
Por el contrario, en Reino Unido está empezando a ver indicios que podrían augurar una salida de la crisis relativamente próxima.
La libra esterlina caía como una piedra en el último trimestre de 2008, y el motivo principal eran los miedos existentes en aquel momento al desplome del sistema financiero internacional. Se vivieron meses muy complicados para el sistema financiero en aquellos momentos. Aquellos días el Reino Unido se veía ante una crisis como la japonesa y una repetición mundial de la Gran Depresión. Ante aquel panorama, los inversores británicos eran reacios a almacenar dinero en el Reino Unido. El crecimiento de la City había hecho vulnerable al Reino Unido al sufrir de lleno la crisis del sistema bancario. Y el elevado endeudamiento de los británicos sería una carga muy pesada para atravesar un periodo de deflación como el que aparecía en el horizonte. Mucha gente esperaba que la libra seguiría cayendo y sacó dinero fuera, y ello hizo precipitarse a la moneda aun más.
Ahora las cosas se han calmado bastante, y ese es el motivo fundamental por el que la libra se está recuperando.
Las previsiones para el futuro dependen sobre todo de cómo se comporte la inflación, así como las preocupaciones por el nivel de deuda pública. Y todo dependerá también de lo que ocurra con los tipos de interés como respuesta.

Bibliografía: what goes down

Publicar un comentario