24 junio 2009

Los brotes verdes de Japón se secan

En varias ocasiones hemos hablado de la posible mejora de la economía japonesa (ver "Continua mejorando la economía de Japón"). Pero por lo que nos cuenta hoy Bloomberg, los brotes verdes se han secado otra vez con la llegada del verano.
Las exportaciones japonesas se han hundido nuevamente en mayo, y surgen dudas de que Japón esté saliendo de la recesión más profunda vivida en el país desde la postguerra.
En los puertos japoneses ya no cabe un contenedor, pues la caída acumulada de las exportaciones ya llega al 40,9 % interanualmente. Supera por tanto la caída del 39,1 %. La cultura Toyota, Hyundai y Kawasaki están muy unidas a la crisis financiera que ha originado la recesión mundial, y el segmento de mercado que ocupa la segunda economía mundial no es el más apropiado para salir de la crisis.
En los datos más reciente se aprecia que declinan también de forma acelerada los embarques en dirección a Asia. También las bolsas japonesas han frenado en seco el rally en el que estaban al detectarse que la recesión global puede aún profundizarse.
Los analistas de Tokio calculan que la economía no se recuperará con fuerza, de hecho la recuperación si se produce será muy suave en 2010, y ello afectará nuevamente a Japón.
Se habla también en Japón de la situación que se producirá cuando las medidas de apoyo de los gobiernos se acaben, acuciadas por un déficit público galopante.
El acero, los vehículos y los semiconductores lideran las caídas. Destaca sobre todo la caída del 29,7 % de los envíos a China, que caen ya más que en abril.
China inyectó 585.000 millones de dólares en los denominados "paquetes de estímulo", pero estas medidas no han compensado la caída de la demanda en Europa y Estados Unidos.
Dos de las empresas que menciona Bloomberg en su artículo como afectadas por la situación son Hitachi Construction Machinery Co., que no puede colocar la maquinaria de obra, y por supuesto Toyota Motor Corp.
Publicar un comentario en la entrada