09 junio 2009

Ventajas en costes y eficiencia energética del amoniaco como refrigerante

Hace unos días hablábamos de eficiencia energética en centrales frigoríficas (ver “La carrera por el desarrollo de sistemas de frío industrial ultra-eficientes”), una cuestión clave en el difícil mundo de la gestión energética industrial. Continuamos hablando de eficiencia energética en el sector de la refrigeración industrial y esta vez hablamos brevemente de las propiedades que en esta disciplina aporta el amoniaco. El amoniaco es tóxico para las personas y ello hizo que fuese durante años el patito feo de la refrigeración, pero en los últimos años se ha demostrado que su utilización presenta excelentes ventajas ambientales y energéticas. El amoniaco de grado refrigerante contiene un 99,98 % de agua y otras impurezas puras. Es fácilmente disponible, barato, capaz de absorber grandes cantidades de calor y luego evaporarse. La presión de operación del amoniaco es comparable con la de otros refrigerantes, pero la capacidad para absorber grandes cantidades de calor por volumen hace posible se usen tuberías y componentes más pequeños lo cual supone un ahorro importante en grandes instalaciones. Las superiores propiedades termodinámicas del refrigerante hacen que se requiera menos energía cuando se usa en grandes sistemas industriales y que las emisiones de CO2 sean menores al requerir menos energía. También el amoniaco es eficiente en costes ya que con su utilización es posible ahorrar entre un 10 y un 20 % respecto a las instalaciones con refrigerantes convencionales. Termodinámicamente hablando la eficiencia del amoniaco es un 3-10 % superior a otros refrigerantes; y como resultado usan menos electricidad que otros refrigerantes industriales. También el coste del propio producto es un factor a tener en cuenta ya que es significativamente inferior al de otros refrigerantes industriales y a la vez se requiere una cantidad de amoniaco inferior.


Bibliografía: Ammonia refrigeration. A core partner in the Global Cold Chain Alliance.
Publicar un comentario