04 junio 2009

Continua el rally del petróleo

Los futuros del petróleo han alcanzado hoy los 69,70 $, causando no poca alegría en los países productores y justo lo contrario en los países desarrollados. Y puesto que este blog en lo que se fija es en ingeniería y negocios (dos términos que nunca deben ir separados), lo que estamos viendo en este nuevo rally son claras oportunidades para el desarrollo de la ingeniería y determinados segmentos de negocios. Eficiencia y productividad cogen fuerza cuando el petróleo sube de precio, y las últimas previsiones apuntan que a finales de año el petróleo puede alcanzar los 85 dólares. Cada vez son más analistas que apuntan a un petróleo en el entorno de los 80 dólares a finales de año. Y no es de extrañar que alcance esas cotas o incluso más, porque la tendencia es claramente alcista. El petróleo ha subido en el mes de mayo a una velocidad desconocida en la última década. La subida del petróleo durante el último mes se debe a dos motivos fundamentales. Por una parte se está especulando claramente sobre la recuperación económica mundial, y un posible rebote del petróleo está a la vista para muchos. Y la caída del dólar también está atrayendo inversores al crudo y otras commodities como una inversión alternativa. Más a medio plazo, los analistas de Goldman tienen sus previsiones hechas, y no debemos dejarlas caer en saco roto. Sus estimaciones apuntan hacia una subida continuada del petróleo si la crisis financiera se alivia. En 12 meses el petróleo podría costar 90 dólares y a finales de 2010 habría subido ya a 95. Y cuidado con las previsiones de Goldman, que pueden acertar. De hecho, su analista Arjun Muti, ya predijo el super-pico del petróleo que vino después. Abdalla el-Badri, portavoz de los países exportadores de petróleo, ha dicho hoy en Londres que sus previsiones barajan un rango entre 70-75 dólares el barril para finales de año. Las compañías petrolíferas han frenado este año sus inversiones en una cuantía superior a 100.000 millones de dólares, unos proyectos que están latentes esperando la recuperación. Parece claro que en los próximos meses deberemos seguir con cuidado las tendencias del petróleo, no por el castigo en sí que ello supone, sino por las fuentes de nuevos negocios que los hidrocarburos hacen brotar.
Bibliografía: Bloomberg
Publicar un comentario