23 junio 2009

Seguimos con la tecnología micro CHP de alta eficiencia

Dos son los principales problemas que dificultan la implantación de tecnologías de eficiencia energética. Por una parte está el desconocimiento de las posibilidades que ofrece la técnica hoy en día, y por otro las dificultades de los instaladores para poder suministrar productos competitivos. Hace ya casi un año que hablábamos de la tecnología micro-CHP (ver "La tecnología micro-CHP y sus perspectivas de mercado"). Son cada vez más los fabricantes que están desarrollando tecnologías micro-CHP y ello conlleva ahorros de precio significativos.
En esta ocasión hablamos de las unidades micro CHP de Worcester, similares a una caldera de alta eficiencia. Estos equipos se usan para proporcionar agua caliente doméstica, con el beneficio añadido de producir hasta 1 kW de electricidad mientras está funcionando.
Esta energía puede ser usada para proporcionar una base de carga para las necesidades de electricidad de la propiedad o para vender el excedente a la compañía distribuidora.
Worcester ha construido e instalado un puñado de estas unidades para ensayos iniciales y planea producir 200 aparatos en total en los siguientes 12 meses como parte de una prueba de consumidor masiva. La primera fase de estas unidades se instalarán en el primer trimestre de 2010.
Aproximadamente 200 unidades se instalarán en Holanda y otras 100 en Alemania a través de las compañías hermanas de Worcester en la familia Bosch.
La etapa de ensayo, que se espera empiece aproximadamente en dos años permitirá al equipo de desarrollo hacer cambios en refinerías para una segunda unidad de generación. Se anticipa que esté completamente comercializable en 2012.
La tecnología en la que se basa este sistema es la de los motores Stirling, una tecnología muy establecida y probada. No obstante, hasta ahora nunca se ha usado como aparato de calentamiento doméstico.
La prueba permitirá asegurarnos que podemos producir una unidad de segunda generación al tamaño y peso ideal para que sea tan efectiva en costes como sea posible.
Los aparatos CHP de Worcester trabajan usando un motor Stirling de pistón sellado en el interior y un cilindro lleno de aire con el gas de operación.
El calor es aplicado en este caso, por un quemador de gas natural de alta eficiencia y posteriormente circulado.
Este sistema se enfría en el fondo de circulación del agua de calentamiento primaria, que se calienta y es transportada al sistema de calentamiento.
La diferencia de temperatura hace mover arriba y abajo la transmisión lineal.
El pistón que genera la energía se conecta a una serie de imanes que mueve arriba y abajo entre devanados de cobre y en esta acción se genera electricidad.

Bibliografía: Worcester

Publicar un comentario