25 junio 2009

¿Puede ser un verano caliente para las materias primas?

Analizar la evolución de los precios de las materias primas es una de las cuestiones estratégicas más importantes para un buen gestor empresarial, y ello intentamos de manera continuada en Todoproductividad.
El petróleo parece haber encontrado un nivel de soporte en los 40 dólares, aunque los brotes verdes internacionales estén haciendo que repunte en ocasiones por encima de los sesenta. Pero lo que sí está claro es que desde finales de año el petróleo está aproximadamente estable. Los analistas estiman probable que supere los 55 $ y que también pueda verse en el entorno de los 70.
El gas natural ha estado cayendo desde que estalló la burbuja de las commodities, pues los especuladores han tenido que salir del mercado. Todo ello junto con los grandes suministros disponibles parece indicar que a medio plazo no hay serias amenazas para el precio del gas natural.
Otra cosa son los cereales, pues si el verano es seco podemos prepararnos para altos precios. La presión por los alimentos sigue ahí, y también la falta de agua. Todo dependerá de la sequía, pero las previsiones apuntan a que se sufrirá sequía en zonas productoras. Son malas noticias por tanto para el mercado del grano, ya que el agua es crítica para maíz, trigo, soja, etc. Los precios pueden subir, y los especuladores entrar en acción de nuevo. Los mercados están convencidos de que pueden subir los precios.
El oro y la plata se han beneficiado de las severas pérdidas de los mercados de valores desde octubre, pues muchos inversores buscaron la seguridad de estos metales. No obstante, desde el pico de febrero el oro no da revalorizaciones apreciables. Algunas previsiones apuntan a que el oro podría obtener nuevamente la marca de los 1000 dólares la onza, y la plata acercarse a los 15 dólares la onza.

Bibliografía: Could it be a sizzling summer for commodities? Moneyweek. May 2009

Publicar un comentario